Estimada Comunidad

Sean  todos muy bienvenidos.

Al inicio de un nuevo año escolar reciban un fraternal saludo de PAZ y BIEN para todos quienes conforman nuestra querida familia vicenciana.

Comenzamos nuestras actividades escolares con mucha energía, optimismo, alegría y ganas de desarrollar nuestras tareas con responsabilidad, dedicación y eficiencia, para alcanzar así las metas y los objetivos propuestos para el presente año. Esto es, brindar una educación de calidad y una formación valórica y espiritual profunda, que nos permita ser agentes transformadores de nuestra sociedad, a la luz del Evangelio de Jesucristo y siguiendo también el modelo de vida que nos enseña nuestro patrono San Francisco de Asís.

Hoy más que nunca y debido a la realidad social nacional debemos hacer vida el mensaje de Francisco. “Señor, haz de mí un instrumento de tu paz, donde haya odio ponga yo amor…” y trabajar unidos para alcanzar acuerdos y soluciones pacíficas y consensuadas, por el bien de nuestro país, en un clima de diálogo, respeto y buen trato entre personas de buena voluntad

Y ¿cuál es nuestra tarea desde nuestra realidad escolar? Trabajar y preparar a nuestros  niños, niñas y jóvenes, dándoles las herramientas para que sean los forjadores del futuro de la nación, con la sabiduría, inteligencia, creatividad, dinamismo y perseverancia que este desafío requiere. Que sepan buscar y reconocer cuáles son los principales problemas y las reales preocupaciones que afectan a nuestra sociedad y según sus capacidades y talentos puedan encontrar las soluciones a dichas dificultades para su bienestar personal y el de las generaciones futuras.

Nuestra tarea entonces es entregar a todos nuestros estudiantes el conocimiento, las habilidades y los valores necesarios para desarrollarse como personas de bien, respetando y cumpliendo además las normativas institucionales aceptadas libremente por las familias al pasar a formar parte de esta comunidad y que son necesarias para realizar un trabajo adecuado al interior del establecimiento. Asistencia, puntualidad, trabajo sistemático y apoyo de la familia, son la base fundamental de un buen trabajo escolar y del logro de resultados destacados.

Nuestro país está pasando por momentos complejos y situaciones difíciles, que ponen a prueba  toda nuestra capacidad y disposición para resolverlas.  Es por eso que invito a todos ustedes a trabajar juntos en una alianza fraterna de colegio-familia por el crecimiento, aprendizaje y bienestar de todos nuestros estudiantes, tanto en lo intelectual como en lo valórico.

Como establecimiento educacional no vamos a resolver una situación de carácter nacional, pero sí estamos conscientes de que existe  una problemática social importante y que son las autoridades los llamados a resolverla por el bien de todos.

Pidamos pues a nuestro buen padre Dios que nos ilumine e ilumine a nuestros líderes para encontrar pronto una solución a todas las demandas de nuestra sociedad y que como país podamos resolver nuestras dificultades unidos y sin violencia.

Que tengamos un buen año escolar 2020 Dios mediante.

Fraternalmente

Juan Ancamil Ramos

Director

Liceo Madre Vicencia

Santiago, 04 de marzo, 2020